Blog de Bigle Legal

Cómo crear una empresa en 3 sencillos pasos

Posted by Alejandro Esteve de Miguel Anglada on 10-sep-2018 11:48:00
Alejandro Esteve de Miguel Anglada
Find me on:

Esta semana seguimos con los posts relacionados con creación de empresas, y hoy toca el turno concretamente del tópico cómo crear una empresa.

Cuando alguien decide dar el valiente paso de emprender para convertir una idea de negocio en realidad, creo que estarás de acuerdo conmigo que uno de los mayores fastidios es la cantidad de formalismos y trámites legales que existen en España para crear una compañía. A la mínima que te pongas a investigar, reunirás un listado interminable de tareas a realizar y te surgirán múltiples dudas jurídicas sobre cómo crear una empresa que necesitarás aclarar por el camino. Y está claro que tanto papeleo e incertidumbre puede resultar muy desmoralizador para el emprendedor (sobretodo si es la primera vez que creas una empresa).

Bueno tranquilo, no pierdas la esperanza, ya que parece que hoy es tu día de suerte. Te voy a enseñar cómo crear una empresa tú mismo siguiendo 3 simples pasos.

Además, no sólo te explicaré de forma fácil y paso a paso todos los trámites que tienes que hacer para fundar una compañía sino que además te daremos consejos clave para que el proceso de constitución de una sociedad limitada te salga mucho más económico y sin renunciar a unos resultados profesionales. En Bigle Legal sabemos que los emprendedores tienen unos recursos limitados y por ello conviene distinguir cuando es imprescindible hacer un gasto y cuando no. En este caso, verás que puedes crear una empresa tú mismo fácilmente y de esta forma podrás ahorrar una buena suma de dinero para tu aventura empresarial.

¿Estás preparado? Pues… manos a la obra.

Aprende cómo crear una empresa en 3 pasos

Antes antes un breve inciso. En este post, voy a obviar que ya has hecho previamente el primer y más importante de todos los pasos cuando montas un negocio que es crear un plan de empresa. Lo dicho, entiendo que si te preguntas cómo crear una empresa es porque ya tienes tu plan de empresa y los datos que arrojan te muestran buenos indicadores para montar tu negocio. Si por el contrario todavía no has hecho tu plan de empresa, has desistido de hacerlo porque te ha parecido muy complicado o crees que es una pérdida de tiempo, lee este post donde explicamos cómo crear un plan de empresa a medida en 5 minutos. No dejes de leerlo y sobretodo, no dejes de hacer el plan de empresa de tu negocio.

Paso previo: escoger el tipo de sociedad mercantil para tu negocio

Cuando te dispones a empezar un negocio en España tienes dos alternativas. Iniciar el negocio con todo a nombre de los socios (el alquiler del local, la maquinaria, la marca, etc.) o constituir una sociedad mercantil y poner el negocio a nombre de la sociedad y que los socios pasen a ser socios y/o administradores de la sociedad.

La diferencia es que si pones el negocio a tu nombre el riesgo del negocio lo asumes tú personalmente, mientras que si pones el negocio a nombre de una sociedad mercantil, sólo arriesgas el dinero que has invertido en la sociedad como capital social (salvo excepciones, como por ejemplo que avales personalmente algún préstamo de la empresa). Con la constitución de una sociedad mercantil (también se conoce como sociedades de capital), como una sociedad limitada o una sociedad anónima (también conocidas como S.L. o S.R.L. y S.A.) se consigue separar el patrimonio personal del patrimonio de la empresa.

Quizás no te parezca a priori una gran ventaja puesto que si pones el negocio a tu nombre no se requieren tantos formalismos, pero mira a tu alrededor y verás que todas las empresas de éxito que conoces, tienen una forma jurídica mercantil de sociedad limitada o de sociedad anónima. Y, no es por casualidad, montar un negocio comporta asumir muchos riesgos y poder limitar la responsabilidad es una grandísima ventaja que no debes desestimar.

Hay muchas historias de emprendedores que no constituyeron una sociedad para montar su negocio y mientras la empresa les fue bien no tuvieron problemas, pero a la que la empresa empezó a ir mal, muchos tuvieron que vender su coche, su piso etc., para poder atender al pago de una deuda del negocio. Si hubieran separado el patrimonio personal del patrimonio del negocio, esto no les hubiera pasado. Piensa que cuando un negocio canalizado a través de una sociedad de responsabilidad limitada fracasa, se liquida la sociedad y como máximo los socios pierden su aportación al capital social pero, como norma general, ello no afecta a su patrimonio personal.

¿Qué tipo de sociedades mercantiles hay en España?

Existen los siguientes tipos :

  • La sociedad colectiva.
  • La sociedad comanditaria simple.
  • La sociedad comanditaria por acciones.
  • La sociedad anónima.
  • La sociedad limitada.

Entre las sociedades enumeradas, si se quiere limitar la responsabilidad de los socios y conseguir el efecto de separar el patrimonio personal del patrimonio de la empresa, hay que escoger entre la sociedad limitada o la sociedad anónima. Concretamente en este post nos centraremos en cómo crear una empresa mediante la constitución de una sociedad limitada. Te preguntarás, ¿por qué una sociedad limitada? La sociedad limitada es por una amplísima diferencia la más común en España (el 98,94% de las sociedades que se constituyeron en España durante el 2015 fueron sociedades limitadas Fuente: Estadística Mercantil 2015 registradores.org), entre otras cosas, por ser la más sencilla de constituir y la más flexible de gestionar.

Una vez tengas claro que lo que mejor se ajusta a tu negocio es la sociedad limitada, a por el PASO 1…

Paso 1: Escoger una denominación social para tu sociedad limitada

El primer paso para crear una sociedad limitada es escoger la denominación social, no es más que un nombre único que distingue a una sociedad limitada de otras. Tiene una función similar al número de CIF, ya que no existen dos iguales y sirve para distinguir una empresa de otras. Si quieres saber cómo reservar la denominación social de tu negocio de forma fácil y rápida, sigue el enlace del post titulado Denominación social – Guía legal completa.

Paso 2: Ingresa el capital en la cuenta

También existe la posibilidad de constituir una sociedad limitada y en vez de aportar capital aportar bienes, pero en este post nos centraremos en lo más común que es la constitución de una sociedad mediante aportación de capital.

Una vez hayas recibido el certificado de reserva de la denominación social, debes ir a la oficina de tu banco de confianza con el certificado y solicitar que te abran una cuenta corriente a nombre de la nueva sociedad que está en proceso de constitución.

A dicha cuenta cada socio deberá aportar el capital social que le corresponda en función del porcentaje que vayan a tener en la sociedad.

Para que una sociedad limitada ofrezca la ventaja de limitar la responsabilidad de los socios como mínimo debe tener un capital social de 3.000 €. Piensa que el dinero que aportan los socios al capital social son los fondos con los que cuenta la empresa para empezar sus negocios. Muchos confunden los 3.000 € como si fueran una tasa o impuesto que debes pagar al estado para crear la sociedad limitada, pero no es así. Los fondos que se aporten a la SL como capital social estarán en la cuenta bancaria de la sociedad a disposición de los administradores de la sociedad para destinarlos a los gastos que se deseen, como contratar una línea de teléfono, pagar al notario por la firma de la escritura de constitución, registrar una marca, etc.

Una vez todos los socios hayan ingresado el dinero que les corresponde, hay que pedir al banco que emita un certificado para cada socio fundador que acreditará que cada socio ha hecho el ingreso de capital social.

Ya estamos llegando al final de nuestro post sobre “cómo crear una empresa”. Sólo te queda el último paso, y ya habrás constituido una sociedad limitada tú solito. ¿Increíble verdad? Venga, un último esfuerzo. ¡Vamos allá!

Paso 3: Firma ante notario la constitución de la sociedad limitada

Una vez reúnas todos los certificado bancarios, el próximo paso es firmar la constitución de la sociedad limitada ante notario. Aquí encontrarás un listado de los notarios de España. Puedes introducir tu código postal y te saldrán los notarios que se encuentran a tu alrededor. Escoge el notario que prefieras y llámale por teléfono para pedirle hora para firmar la constitución de la nueva sociedad limitada. Para preparar la escritura de constitución de sociedad limitada el notario te pedirá la siguiente documentación/información:

  • DNI o pasaporte y NIE de los socios.
  • DNI o pasaporte y NIE de los administradores en caso de que no coincidan con los socios.
  • Profesión de cada uno de los socios.
  • Profesión de los administradores en caso de que no coincidan con los socios.
  • Certificado de reserva de denominación social.
  • Los certificados bancarios de aportación del capital social por parte de los socios.
  • Los estatutos sociales de la sociedad limitada.

Una vez hayas personalizado los estatutos y hayas remitido el resto de la información necesaria al notario, éste se encargará de redactar la escritura pública de constitución de sociedad limitada y te dará una fecha para que todos los socios y administradores (en caso de que no coincidan) asistan a la notaría para firmar la escritura ante notario. Por cierto, el día de la firma que nadie se olvide de llevar su DNI o su pasaporte y NIE.

Una vez firmada la escritura ante notario ya habrás creado tu compañía. ¡Muchas felicidades! Ahora lo único que queda es solicitar el CIF provisional y enviar la escritura al registro mercantil del domicilio social para que se inscriba la nueva empresa en el registro mercantil. Si se lo pides al notario, por un pequeño coste adicional él mismo se encargará de solicitar el CIF provisional de la empresa y de enviar la escritura pública al registro mercantil. Yo te lo recomiendo ya que te ahorrarás tener que desplazarte al registro mercantil y la escritura entrará antes en el registro ya que, hoy en día, los notarios pueden hacer el trámite de remitir la escritura al registro de forma telemática.

Una vez la escritura entre en el registro mercantil cuenta con que el registro mercantil dispone por ley de 15 días hábiles para revisar la escritura. Tras dicha revisión el registrador puede hacer dos cosas: o inscribirla o calificarla negativamente. Si la inscribe, el registro te asigna un número de inscripción y automáticamente pasa a dar publicidad de la nueva sociedad en el Boletín Oficial del Registro Mercantil. Si la califica negativamente, quiere decir que la escritura tiene algún defecto que impide que se pueda inscribir y será necesario que hables con el notario con el que firmaste la constitución para subsane la escritura y vuelva a presentarla de nuevo.

Espero que te haya sido de gran utilidad este post y hayas aprendido cómo crear una empresa tú mismo.

Me encantaría conocer tu opinión y comentarios al respecto.

¿Me he dejado algo?

Si te hubiera gustado que escribiera sobre algo más, deja tu comentario más abajo. Tu aportación nos ayuda a hacer de esta publicación, la mejor guía para crear una empresa.

Topics: Documentos legales, Documentos de empresa