Blog de Bigle Legal

Cómo alquilar una vivienda: guía legal paso a paso

Posted by Alejandro Esteve de Miguel Anglada on 01-mar-2016 18:41:00
Alejandro Esteve de Miguel Anglada
Find me on:

¿Cómo alquilar una vivienda? ¿Qué pasos o requisitos legales debo cumplir? Estas son algunas de las preguntas más frecuentes de la gente a la hora de alquilar un piso o una casa.

Después de años de experiencia como abogado me he dado cuenta que todo el mundo pasa por los mismos problemas y se plantean las mismas dudas. La mayoría de gente se siente sola en el proceso y no saben ni por donde empezar. Si te sientes así puedes estar tranquilo, es absolutamente normal. Alquilar una vivienda en condiciones requiere una serie de trámites y precauciones legales que muchos desconocen y es normal que en algunos momentos te sientas frustrado o desamparado.

En este post trataremos de dar de una vez por todas unas pautas sencillas a seguir siempre que se vaya a alquilar una vivienda, que te ayudarán a superar con éxito el alquiler de una vivienda. ¡Ya verás como lo consigues!

Entendemos que alquilar una vivienda debería ser algo básico para cualquier ciudadano, el problema es que a veces nos perdemos entre tanto papeleo y se nos acaba haciendo una montaña, cuando en realidad es un proceso muy sencillo. Sólo quédate unos minutos conmigo y verás.

¡Empecemos!

 

¿Cómo alquilar una vivienda?

Para hacer esta guía más amena he pensado reunir los requisitos para alquilar un piso o una casa para uso como vivienda, en 9 sencillos pasos. De esta forma puedes ir siguiendo la lista e ir tachando los pasos conforme los vayas completando.

 

Aquí tienes los 9 pasos para alquilar una vivienda:

 

1. Infórmate bien de las características del inmueble.

Mucha gente subestima este primer paso y luego vienen los problemas. Piensa que tanto si eres arrendador como arrendatario del inmueble, debes tener en cuenta que el inmueble en alquiler será el lugar en el que el inquilino pasará la mayor parte de su tiempo en los próximos meses o años. Es muy normal y aconsejable que se pida toda la información de la vivienda, porque si no hay total transparencia y hay algún dato que se oculta o se pasa por alto, ello puede desgastar la confianza entre las partes y podría llegar a ser un detonante para que no se llegase a firmar el contrato o incluso aunque se firmase, el arrendamiento fuera menos duradero de lo que las partes hubieran deseado.

Así que ya sabes, no pases por alto este paso y pide toda la información del inmueble como por ejemplo: metros cuadrados, los suministros que incluye (agua, luz, etc.), las condiciones del alquiler (precio, servicios incluidos en el inmueble, forma de pago, etc.), la calificación energética del inmueble (más adelante en el punto 3 explicamos lo que es y como conseguir una).

 

2. Examina a conciencia el inmueble antes de firmar el contrato de alquiler de vivienda.

Además de reunir toda información del inmueble tal y como te explicábamos en el punto anterior, hay cosas que sólo se pueden ver y palpar. Por ello es importante que conciertes una o varias visitas al inmueble para comprobar su estado de conservación y habitabilidad. Ten en cuenta que una vez firmes el contrato de arrendamiento se convertirá en el lugar donde vivirás así que conviene tomarse el tiempo necesario para abrir cada armario, ventana, puerta, trampilla, etc. de la vivienda para conocer todos y cada uno de los rincones.

 

3. Pide el certificado de eficiencia energética del inmueble.

El certificado energético es un documento que informa del grado de eficiencia energética que tiene un determinado inmueble. La calificación del inmueble se muestra en una etiqueta que tiene una escala que va desde la A, siendo la más eficiente energéticamente hasta la G, la menos eficiente.

Todo aquel que quiera alquilar una vivienda y que tenga una superficie superior a 50 metros cuadrados, salvo excepciones, antes incluso de ofertar el inmueble al alquiler debe contar con un certificado de eficiencia energética debidamente registrado en la comunidad autónoma donde se ubique el inmueble en cuestión. Asimismo deberá mostrarse la etiqueta de eficiencia energética en la oferta de alquiler, y entregar una copia del certificado al inquilino antes de firmar el contrato de alquiler de vivienda.

Los certificados tienen un periodo de validez máxima de 10 años.

No contar con el certificado puede suponer una multa a los propietarios de entre 300 a 6.000 € en función de la gravedad.

Para más información consulta aquí.

 

4. Antes de alquilar una vivienda averigua la situación legal del inmueble.

Para ello deberás solicitar una nota simple del inmueble al registro de la propiedad. En dicho documento se incluye una descripción del inmueble, quién o quiénes son sus propietarios y las cargas de la finca.

Puedes obtener una nota simple en este enlace.

Comprueba que la información que consta en la nota simple coincide con la información suministrada por el arrendador, o de lo contrario pide explicaciones.

 

5. Personaliza un contrato de alquiler de vivienda online.

Para crear un contrato de alquiler de vivienda a medida hoy en día no necesitas ser un experto. ¡Qué va! Pasarse horas y horas estudiando la ley de arrendamiento urbanos y buscando modelos de contrato de alquiler de vivienda para luego tener que adaptarlos, es cosa del pasado. Ahora gracias a la tecnología personalizar un contrato de alquiler a medida sólo te llevará unos pocos minutos.

 

6. Depósito de la fianza obligatoria de 1 mes de renta.

Cada comunidad autónoma tiene su normativa al respecto que indica ante qué organismo, plazo y forma de proceder para el depósito de la fianza legal del contrato.

Averigua esta información ante la comunidad autónoma donde se sitúa el inmueble. A veces es tan sencillo como buscar en google el nombre de la comunidad autónoma y la palabra “depósito de fianza” y te aparecerá la web de la comunidad autónoma en cuestión donde se informa del trámite a realizar.

 

7. Abona el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP).

La formalización de un contrato de alquiler de vivienda conlleva la obligación de pago del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales en la comunidad autónoma donde está ubicado el inmueble. Acércate a la oficina de recaudación de tributos de la comunidad autónoma pertinente, o infórmate en la web oficial, sobre cómo pagar el impuesto antes de que se termine el plazo de pago (30 días desde la firma del contrato), para evitar recargos.

 

8. Optativamente puedes registrar el contrato de alquiler de vivienda en el registro de la propiedad.

Es un trámite que no es obligatorio pero que aporta alguna ventaja tanto para el inquilino como para el propietario. Aunque hay que tener en cuenta que hacer este trámite comporta una serie de gastos de notario, impuestos y tasas de registro.

Ventajas para el arrendatario: obtiene una mayor protección de su situación de arrendatario, puesto que en caso de que se venda el inmueble el comprador está obligado a respetar el alquiler.

Ventajas para el propietario: le permite beneficiarse de un procedimiento más simplificado para desahuciar a un inquilino que no pague la renta.

 

9. Mantener una reunión anual con el propietario.

Antes de que se cumpla un año del contrato de alquiler de vivienda se aconseja mantener una reunión entre inquilino y propietario para comentar cualquier incidencia que haya podido surgir durante el arrendamiento y para revisar conjuntamente el ajuste que se debe realizar a la renta conforme al IPC, en caso que se hubiera pactado esta actualización.

 

¿Te ha parecido útil?

Me encantaría conocer tu opinión y si me he dejado algo que te hubiera gustado leer.

Te estaré super agradecido si dejas tus comentarios más abajo, ya que ello me ayudará a mejorar esta guía y que sea más útil a un mayor número de gente.

¡Que tengas un día muy legal!

Topics: Documentos legales, Contratos